QUE EL ÁNGEL DE LA JIRIBILLA LOS ACOMPAÑE.

sábado, 16 de enero de 2010

LA MEJOR NOVELA DEL 2009


No voy a hacerles una narración larga y abrumadora de los libros que leí y me impactaron en todo el 2009. Debo admitir que no siempre me gusta un libro a partir de un exhaustivo análisis literario de sus valores estilísticos y formales. En lo absoluto. Hay libros que recuerdo con mucha complacencia porque tocaron las fibras más íntimas de mi ser y no precisamente por sus aportes a este vasto universo de la Literatura.
Primero pensé en elaborar una lista de diez libros pero desistí. Les voy a hablar del mejor libro que leí en el 2009, ése que me dejó sin palabras, sin aliento y sin conciencia. El que marcó mis pasos en Buenos Aires y me abrió las puertas al conocimiento de una importante faceta de la vida en Argentina que desconocía: Santa Evita, de Tomás Eloy Martínez. La historia alucinante del cadáver de Eva Perón es un tema increíble y poco conocido entre la gente. Esta novela logra conjugar un manejo de la forma escritural que conjuga la narración, el cine, las cartas y un depurado lenguaje con las “aventuras” de un cadáver y sus maldiciones ocultas. Basado en hechos reales, Tomás Eloy logra conjugar la ficción con la historia para otorgarle vida y pasión a una novela sencillamente arrolladora. Cadáver transformado en muñeca por la inocencia de una niña. Cuerpo maldito amado y deseado. Réplicas de la momia diseminadas por el mundo, capaces de confundir la verdadera y las falsas. Hombres marcados para siempre por una especie de abominación erótica. Adoradores y detractores de una figura que en vida levantó pasiones y en la muerte arrastró maldiciones. Leyenda de un tiempo pasado y señalamiento al futuro.
Y de otras dos que me impactaron les hablaré: Nuestros años verde olivos, de Roberto Ampuero y El vuelo de la reina, también de Tomás Eloy. El primero, porque es un cuadro desgarrador de la realidad cubana y el fin de las ilusiones de un convencido revolucionario chileno que, progresivamente, vive la Cuba de los de “a pie” y no la Cuba de los libros, noticias , turistas y consignas. Un hombre que aprende, en la rudeza de la calle, lejos de los panfletos, lo que significa el totalitarismo en su máxima expresión. Altamente recomendable para los utópicos que asumen el derecho de defender lo que, realmente, no han vivido ni conocen.
El segundo, una historia de amor y muerte donde el rejuego con los bloques narrativos conducen al lector a un suspense lunático y a un final inesperado. Para los que piensan que las historias de amor ya no funcionan, El vuelo de la reina es un ejemplo clarísimo de que no hay temas gastados siempre y cuando se sepan tratar. Novela magistral de rencores y venganzas que van más allá del despecho para convertirse en obsesiones.

¿Y tú? ¿Cuál es tu novela del 2009?

3 comentarios:

topo dijo...

Creo que perdí la línea temporal de mis lecturas: pienso en el pasado y todas están tan frescas y tan olvidadas al mismo tiempo. Lo último que leí, sin embargo, me ha dejado pensando. Los abandonados, de Luis Mey. Lo sigo digiriendo...

Buscapiés dijo...

Y hoy se fue de acá don Tomás, carajo.

Pitibuchi dijo...

Sí, muy triste noticia la muerte de Tomás Eloy. Por suerte, nos queda su obra... y eso lo hace inmortal.